Conceptos Básicos del Método Sarabi

CONCEPTOS BÁSICOS

El Método Sarabi® es un acercamiento práctico al aprendizaje de la técnica de la Danza Oriental poniendo énfasis en la concienciación corporal. Es un modo simple e intuitivo para minimizar la frustración y aprender más rápido. Benéfico para estudiantes y maestros, Sarabi® hace más fácil la comprensión, categorización y aprendizaje de pasos y movimientos, con lo que uno puede verdaderamente concentrarse en disfrutar la danza y obtener lo máximo de ella.

Hay doce conceptos básicos que se aplican en este método de enseñanza; los 4 más importantes son:

1) Comprender todos los movimientos en 3 dimensiones.
2) Comprender cómo aislar y usar independientemente las diferentes partes del cuerpo.
3) Visualizar las cuatro formas esenciales: círculos, espirales, infinitos y rectas (usando imágenes adicionales que son comunes en todas las culturas occidentales te ayudarán a comprender y recordar el movimiento).
4) Aprender a trabajar equitativamente en ambos lados del cuerpo (movimientos bilaterales). 

Estos cuatro puntos trabajan juntos para permitirte crear todos los movimientos posibles dentro de una esfera:

Matrix de una esfera. Las coordinadas en 3D

Esta obra de arte, del Museo Kunst Haus en Zürich , nos da un ejemplo muy gráfico para visualizar las coordenadas en el espacio . Esto es lo que necesitas para ser capaz de ejecutar algunos de los más complicados movimientos que prevalecen en los estilos de Danza Oriental.

Mover con la danza del vientre en las 3 dimensions.  Método Sarabi.
Los otros conceptos básicos que comprende el Método Sarabi® son:

La Danza Oriental es básicamente un modo de danzar que enfatiza la importancia de los movimientos del torso más que los patrones de los pies.

Recordar que muchos movimientos de danza oriental se originan desde el eje periférico más que desde el centro.

Los movimientos y los pasos son “simultáneos”: Una cosa que da a la danza oriental su “look” característico es el hecho de que el movimiento, el patrón de los pies y el ritmo de la música ocurren en el mismo compás, no como otras formas de danza étnica que separan el patrón de los pies del movimiento del cuerpo.

Hay una correspondencia absoluta con la Geometría Sagrada aplicada al cuerpo humano en las poses fijas características de la Danza Oriental, y Sarabi aplica este hecho para limpiar todas las transiciones en el movimiento.

La música árabe está basada en poliritmo, no en la armonía entre instrumentos, como en la música occidental.

Es esencial entender y mover dentro del metraje y la estructura de la música (siempre habrá tres o cuatro posibilidades de seguir la velocidad de la línea del ritmo).

La expresión emocional de la bailarina en su interpretación de la música es a menudo más importante que un vasto y variado repertorio.

La meta final de tu actuación es interpretar la música, ser una representación visual de la orquesta.

*Información extraida del Libro “Danza del Vientre”

Si te interesa hacer la formación de profesora haz click aquí

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies