Contenido del libro

CONTENIDO DEL LIBRO

Libro de Devorah Korek sobre la Danza del VientreYa ha salido la 4ª edición del libro de enseñanza del Método Sarabi, el más completo escrito en castellano sobre la bella Danza del Vientre, ahora traducido al chino mandarín, al chino cantonés y al ruso.

Tiene más de 700 imágenes y dibujos, y 300 + páginas a todo color y está escrito por la directora de la Escuela Sarabi, Devorah Korek.

Para adquirir el libro, pincha aquí

Para info del DVD que enseña el Método Sarabi, pincha aquí

Abajo ofrecemos unos extractos de varios capítulos:

CAPÍTULO I: HISTORIA DE LA DANZA ORIENTAL

 Baile faraónico en el Egipto antiguo

Comienza el baile
Sepultado en los archivos del Museo de Arte Moderno de Nueva York existe un cortometraje, producido por Thomas Edison a finales del siglo XIX (probablemente hacia julio 1896), y titulado “Fatima’s cochee-cochee dance”. Tanto el título del cortometraje como la propia existencia de una versión censurada y otra íntegra del mismo son un reflejo de los prejuicios y represiones del momento. En él, una joven árabe, baila de un modo asombrosamente parecido a cómo lo hacemos en la actualidad. Yo he tenido la suerte de ver esta película, y me he maravillado ante la posibilidad de poder poner nombre a cada uno de los movimientos que estaba viendo. Para mí, supone la constancia de que la danza oriental, en su versión presente, existe desde hace por lo menos 110 años. ¿Y qué ocurría unos pocos años antes? Bueno, probablemente todos apostaríamos a que habrá sido más o menos la misma danza. ¿Pero, cuánto deberíamos retroceder antes de perder la confianza de que hablamos todavía del mismo baile? Existen testimonios escritos de descripciones de bailes que datan de hacen más de 500 años atrás y que parecen detallar los mismos pasos que hacemos en la actualidad, así que podemos esforzarnos por juntar las pistas un poco e intentar entrever el “cómo” de aquella época.  ¿Y antes de eso? Los arcos, infinitos y espirales dibujados con el torso y las extremidades – movimientos básicos en la danza oriental – está sugerido en las figuras humanas que se encuentran en restos de cerámica antigua, templos y estatuillas (algunas de las cuales, diminutas) de hace más de 6,000 miles de años. La mayoría se han encontrado sobre todo en Oriente Medio, el lugar que es a la vez la cuna de la civilización y la patria de la danza oriental.

CAPÍTULO II: BENEFICIOS DE LA DANZA ORIENTAL

Arquear atras Devorah Korek Danza del Vientre

[…] Es difícil precisar dónde comienza lo físico y dónde termina lo emocional o lo mental. Muchas de mis alumnas comentan que la danza oriental les alivia molestias físicas, como el dolor de espalda. Pero, en otras, el cambio se refleja en su mirada, su actitud, sus emociones o en sucesos externos que “casualmente” tienden a pasar poco después de comenzar un nuevo curso. Como dice la máxima del ocultista Aleister Crowley: “Lo que está arriba, como lo que está abajo”. Lo material y lo intangible se reflejan entre sí.
Los movimientos rítmicos y ondulados avivan la sensualidad. La flexibilidad de los músculos flexibiliza también la mente, que puede así resolver los problemas con más destreza. La concienciación corporal trae consigo una conciencia también mayor de las emociones y de los estados de ánimo, y la alegría de la propia danza contagia la vida cotidiana, cultivando la felicidad. La danza oriental no puede curarlo todo ni cambiar a nadie en poco tiempo, pero sí que puede llegar a ser la fuente de mejoras fundamentales y avances muy positivos. La manera más recomendable de llegar a ellos es tomarlos no como un objetivo, sino como pasos en un largo viaje: el camino que te lleva hacia ti misma.
[…]

CAPÍTULO III: UN VIAJE AL CENTRO DE TU CUERPO: Descubre esta maravillosa danza

Doble velo Danza del Vientre Devorah  Korek

Me han preguntado muchas veces cómo se ha desarrollado el método. Escribir este libro me ha aclarado aún más la respuesta. Mi motivo principal para organizar lo que aprendía de otros maestros era mi propia “necesidad” de agrupar pasos sueltos en familias relacionadas, ya que hace más de veinte años comenzaba a intuir que todas las piezas eran una parte de algo más grande. He llegado a sentirme frustrada ante la falta de más método de enseñanza en nuestra danza, al contrario de lo que pasa en otros tipos de baile de estructura más formal, como los bailes de salón. Con frecuencia, durante el cuarto de siglo que llevo con la danza oriental he sentido que faltaba una estructura que se pudiera seguir con claridad, una manera de analizar los movimientos, pasos y aislamientos del tronco para poder luego recordarlos y difundirlos más eficazmente. Todo, claro, sin perder el elemento creativo de la interpretación de la música que es la esencia de nuestra danza. ¡Nunca me hubiera podido imaginar que lo intentaría hacer yo! Casi sin querer, apareció la oportunidad y con mucha simplificación presento aquí el método Sarabi. Un aviso: este capítulo, por la naturaleza de la información, es denso. A lo mejor, para entenderlo todo bien, requiere que lo vuelvas a leer después de llevar un tiempo con los ejercicios. Si haces esto, verás cómo aumentará tu entendimiento. Igualmente, intenta no pasarlo todo por la cabeza cuando bailas, porque si una actividad te parece pesada, pronto te dará pereza y no la harás. Y si no la haces no avanzarás. Por eso, el principio más importante del método Sarabi es que te diviertas, que te lo pases bien.
[…]

CAPÍTULO IV: MUÉVETE CON EL UNIVERSO: El calentamiento del método Sarabi®, cómo prepararte para bailar la danza oriental

calentamiento estirar piernas

El calentamiento del Método Sarabi
Las siguientes páginas comprenden el calentamiento con el que empiezan todas las clases en nuestra escuela. Piénsalo casi como una coreografía, un movimiento debería fluir al siguiente. Esta rutina de calentamiento sería una preparación adecuada para realizar casi cualquier ejercicio. No obstante, está especialmente concebida para aprender y practicar la danza oriental.
Como empezar a bailar la danza oriental
Los movimientos de la danza oriental están centrados en el torso y, en principio, requieren poco espacio para practicar. ¡Ése es otro beneficio! Sin embargo, es importante que busques una habitación o un rincón de casa en el que te sientas relajada y a salvo de interrupciones. Unos tres metros cuadrados son suficientes. Vístete con ropa cómoda pero femenina, una falda larga de gasa con volantes, unos bombachos de fantasía, un top con ombligo descubierto, etc. Lo mejor es estar descalza, si la temperatura lo permite. Si te apetece, regálate un palito de incienso o una vela para ambientar. Para hacer el calentamiento, elige unas piezas de música lenta y suave que te ayuden a relajarte y entrar en contacto contigo misma.
Empieza con la toma de conciencia de tu estado físico: Fíjate un poco en ello y date cuenta de ¨cómo estás¨ realmente. ¿Dónde notas tensión muscular? Intentas soltarla simplemente por dirigir tu atención en ella. Observa tu respiración, y haz que sea completa y profunda, porque es una clave en el crecimiento personal. Y en el campo psíquico-emocional, pregúntate: ¨¿En qué humor me encuentro? ¿Cómo me gustaría estar?¨ Cuando termines las sesiones de practica, repásalo todo, y toma nota de los cambios. Comprobarás rápidamente el tesoro divino que es la danza oriental.
[…]

CAPÍTULO V: MOVIMIENTOS Y PASOS DE LA DANZA ORIENTAL: A través del método Sarabi®

Infinito figura 8 Danza del Vientre Devorah Korek

En este capítulo se detallan los movimientos y pasos de la danza oriental:
Movimientos infinitos horizontales, verticales
Infinito vertical de hombros
Movimientos infinitos de cabeza
Desplazamiento lateral de pecho
El diamante y el círculo de pecho
Ondulación / Camello de pecho
Twist de hombros
Círculo vertical de hombros
Desplazamiento lateral de cabeza
Poses de brazos
Círculo de muñeca
Manos de serpiente
¨Brazos de serpiente¨
El contracamello
Onda Corporal
Onda del ombligo
Cadera de ¨V¨
Paso tunecino
Paso árabe
Paso de pato
Arcos
Variedades de Shimmy
Vibraciones
Vueltas con paso de tres
Pies de pivote
Pies en eje
Ojos en un punto fijo
Molino
Bailando en el suelo
Infinito ¨Cleopatra¨
Velos
Cuello de cisne

CAPITULO VI: LOS ESTILOS FOLCLÓRICOS: Tesoros de Oriente

Folclore tunecino Danza del Vientre Devorah Korek

Tesoros de Oriente
El presente capítulo ofrece un panorama de algunos estilos folclóricos más conocidos de la danza. Por su riqueza y variedad, es imposible abarcarlos todos (tan sólo en Egipto, existen muchos estilos diferentes, difundido en gran parte gracias al trabajo de Mahmoud Reda y su compañía), pero he elegido unos cuantos para que degustes la variedad de sabores del folclore de Oriente y quizás decidas convertirte en una exploradora de la danza. No sería viable llegar a dominarlas todas, ni mucho menos. Cada uno de ellos tiene un sabor particular, un “duende”, algo intangible nacido de las costumbres y el clima de cada país. Para mí, uno de los cumplidos más hermosos que me han dicho fue cuando en Egipto (donde más he concentrado mis estudios, claro) la gente de allí me comentó distraídamente que yo bailaba “sin acento”. Pero llegar a definir en qué consiste ese “acento” me parece casi imposible. Estuve en Andalucía para actuar durante un concurso de flamenco, y ¡ganó una japonesa! Y abundan otros ejemplos así…parece que la pasión, la paciencia una pizca de talento y una buena dosis de disciplina pueden difuminar mucho ese “acento extranjero”.
[…]

CAPÍTULO VII: VESTUARIO: Cómo confeccionar tus propios trajes

Velo Danza del Vientre Devorah Korek

Si hay una cosa clara es que a las bailarinas de danza oriental les encanta adornarse con toda la indumentaria que forma una parte imprescindible del juego, del conjunto de lo que es esta danza. Incluso, yo diría que es la razó n de qu e algunas mujeres se han enamorado de este arte, porque cumple de sobras con su deseo de volver a ser las niñas que disfrutaban jugan do con en el vestuario de sus madres: con sus tacones, pintalabios, y vestidos de noche.
Por suerte, yo aprendí a coser muy joven, la verdad es que me gustaba mucho, y además me aportaban un sentido de afirmación de mi misma, de destreza, y de independencia. Cuando encontré la danza oriental ya estaba confeccionando prendas con bastante confianza (haber hecho ya todos los fallos posibles, como cortar las mangas de un vestido de terciopelo a contrasentido de las otras piezas, o coser la cremallera “invisible” al revés…!etc.!) Reconozco que para muchas personas, hacer un traje de danza oriental parece un desafío fuera de su alcance. No es cierto. Con algunas nociones de costura, un par de trucos y un poco de paciencia, puede convertirse en una tarea bastante entretenida, que enriquecerá tu visión y tu experiencia de la danza.
[…]
CAPÍTULO VIII: LA MÚSICA Y LOS INSTRUMENTOS MUSICALES: El aprendizaje del oído

Música Egipcia en directo

Para aprender a bailar cualquier tipo de danza, es indispensable entrenar el oído para que reconozca sus particularidades. En la danza oriental, este entrenamiento comprende esencialmente el ritmo, la melodía y la dinámica de las distintas piezas musicales. Si consigues reconocer estos elementos y sentirlos como parte de ti, la danza se convertirá en una forma de expresar tus sentimientos y emociones, tu sensualidad y tu personalidad. De otro modo, será tan sólo un conjunto de poses y movimientos mecánicos.
El presente ejercicio te ayudará a desarrollar tu sensibilidad musical, al mismo tiempo que interiorizas los elementos básicos de la danza.
1.   Pon una pieza de música, una que te gusta mucho, porque la vas a escuchar muchas veces. De hecho, no deberías bailar nunca con música que no te anime. Si lo haces, será mucho más difícil conectar con tu alma y a lo mejor dejarás de practicar más rápidamente. Tiéndete en el suelo y trata de relajar tu cuerpo al máximo. Escúchala varias veces, hasta que sientas que “resuena” en tus oídos. No trates de analizar la música, sino de sentirla con todas las partes de tu cuerpo. Deja que tus emociones fluyan con libertad, pregúntate si las notas y los compases te suscitan alegría, tristeza, nostalgia, etc.
[…]
CAPÍTULO IX : LA DANZA ORIENTAL HOY: Tendencias

Danza del Vientre Devorah Korek

Desde hace algunos años, la danza oriental experimenta un auténtico boom en Occidente. Las escuelas y los cursos se multiplican en las ciudades, y se imparten clases de danza en un sinnúmero de lugares, desde gimnasios y clubes hasta centros comunitarios. En paralelo con la danza, la música árabe es objeto de un interés cada vez mayor, y poco a poco han aparecido tiendas especializadas en trajes y accesorios. A nivel profesional, este auge ha consolidado circuitos internacionales donde actúan bailarinas de los países más diversos, desde Egipto, Turquía y Marruecos hasta Brasil, Japón o Australia. La popularidad de la danza consagra regularmente nuevas “divas”, que aparecen en las portadas de revistas y publicaciones especializadas.
Para quienes se acercan por primera vez a la danza oriental, esta situación puede parecer apenas natural. Sin embargo, quienes llevamos muchos años en el oficio sabemos que forma parte de un ciclo, que ya ha tenido lugar en el pasado y se repetirá con suerte en el futuro.
[…]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies